Odio mi cuerpo, como ponerle fin

  • Odio mi cuerpo, como ponerle fin

    Odio mi cuerpo, como ponerle fin

    odio-mi-cuerpoCada vez son más las personas que se ponen en contacto conmigo por que no se ven bien. Y eso les genera grandes dificultades en su RELACIÓN CON LA COMIDA.

    Construyen una relación de AMOR-ODIO con ella, pasan de las leves restricciones al verdadero maltrato, utilizando la COMIDA como fuente de castigo.

    Puedo ver el dolor que sienten… puedo sentir el dolor de sus cuerpos maltratados, por la COMIDA BASURA, los VÓMITOS, o LA ESCASEZ DE ALIMENTO.

    Sus cuerpos me hablan, puedo sentir sus dificultades, puedo conectar con todo el DOLOR que sus cuerpos soportan. Y sus corazones siente.

    Puedo ver la JAULA en la que se encierran para castigarse por no ser merecedores de lo que buscan, de lo que quieren, de lo que desean.

    La SOCIEDAD los etiqueta como OBESOS, ANORÉXICOS o BULÍMICOS, los señala por tener desorden de alimentación y les hace flaco favor, tachándolos de enfermos.

    Mi carrera profesional como psicóloga me ha echo ver que no ayudamos a las personas cuando las categorizamos. Es más, agruparlas en grupos con determinadas características, les hace convertirse o defender esa postura. Por creer que realmente son, lo que esa etiqueta dice de ellas.

    Os ánimo a desprenderos de esas cargas, de eso que el resto dice que sois. De eso que nadie entiende que os pasa.

    Odio mi cuerpo, solución

    Por alguna razón la vida me ha dado la posibilidad de sentir tu dolor, de conectar con tus dificultades, con la frustración de querer cambiar y no saber como hacerlo. Se por lo que estás pasando, yo también tuve dificultades para ver mi belleza, para sentirme bien, para respetar mi cuerpo, para entregarle lo mejor que tengo.

    Hoy doy gracias a cada uno de los clientes que me han ayudado a darme cuenta del gran trabajo que puedo hacer con ellos. Veo como progresan, como cambian, como hacen de la comida una nueva relación que les posibilita construir un cuerpo digno de admiración y respeto. Les veo sonreír, les veo sentir orgullo por los cambios y siento su compromiso de llegar hasta el final de cambiar el rumbo de la ansiedad y el no merezco, por quiero y lo voy a conseguir.

    Cada día que pasa la vida me demuestra para que estoy aquí, y no es más que para ayudarte a liberar el peso que por tantos años llevas soportando. Para que de una vez por todas puedas ir más liguero en este viaje. Para acompañarte en el proceso y que un día mires atrás y no seas capaz ni siquiera de identificarte con todo aquello. Sabrás que estuviste allí por los recuerdos que quedan en tu mente, y nada más.

    Confío en que lo vas a lograr, confió en que puedes salir de donde te encuentras, confío en que te convertirás en un ejemplo a seguir.

    El mundo necesita de personas como tú, personas que quieren iniciar un cambio, que lo buscan y no se rinden. Que quieren cambiar y aunque no saben como, buscan, buscan y buscan. Si no has tirado la toalla, es por tu FUERZA DE VOLUNTAD y es ella quién te sacará de donde te encuentras.

    Mientras preparo mi video sobre el tema tratado en este artículo, puedes ver la entrevista que me hizo Pérez-Lozana aquí.

    Aún hay posibilidades, no te rindas!

    ComparteEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookPrint this page

    Comments (3)

      • Lina
      • agosto 12, 2017 at 2:30 pm

      Hoy he llegado aquí porque una vez más intento encontrar una solución para estar en paz con mi cuerpo, he intentado casi todo, dejar de comer, vomitar, comer sano, tomar píldoras, hacer deporte y solo por motivos económicos no me he realizado cirugías, aún así no logró estar en paz con mi cuerpo, amarlo o al menos aceptarlo.
      Hoy desesperadamente busco ayuda, ya interfiere en mi vida social, no quiero salir, no quiero que me vean, siento que nada me queda bien y lo peor de todo es que aunque me esconda, todo el día siento rechazo por mi cuerpo.
      ¿Qué hago? Como me puedo querer?

      Reply
        • Luna
        • enero 13, 2018 at 11:44 pm

        Sinceramente, estoy pasando por la misma situación que tú; es exactamente mi caso como tú te sientes. Todos los días es como despertar en un abismo de donde no puedes salir menos escapar, quieres simplemente desaparecer o que los demás desaparezcan, no quieres ver a nadie ni hablar con ellos, te sientes segura en tu casa, y en mi caso… si hay comida, es más que suficiente; el ejercicio se ha hecho regla, aunque coma poco(no puedo comer así).
        No sé qué más hacer, leo tu historia y veo tus palabras reflejadas en mi vida todos los días.
        Desearía saber si has mejorado y si me podrías ayudar.
        Atte. Una soñadora.

        Reply
      • Lucia
      • noviembre 30, 2017 at 3:48 pm

      Necesito bajar de peso me siento un asco

      Reply

    Deja un comentario

    Los campos marcados son obligatorios *

    Date de alta en nuestra newsletter!